SECCIÓN

EL RELOJ DE BECKIAN

Fútbol atemporal, al ritmo del tic tac del secundero...

por Esteban Becker

 

TAC TIC @ MENTE

 

Idiotas amantes de un juego llamado fútbol

 

Mientras te suben los impuestos, te meten la mano en el bolsillo,

te ponen la soga al cuello,

el hincha celebra los goles como un niño.

 

El fútbol, distracción de tontos, opio del pueblo, religión de misa y pelota dominguera, al menos nos aleja de problemas, nos libera de la crisis, nos permite desahogarnos y festejar con nuestro equipo. Que no somos tan catetos, bien sabemos lo que hay, como también deseamos disfrutar de las  pocas alegrías que nos quedan. Será por eso que nos idiotizamos con Messis&Cristianos, y todos aquellos que nos regalan cada domingo alguna genialidad. No! No somos borregos. Vibramos por un espectáculo que se llama  fútbol. ¡Y a mucha honra!

 

Y sabemos lo que hay. Entendemos el negocio. Ganan pocos y sufren muchos. Encima ganan los intrusistas de maletines de piel y sufren los que realmente sienten unos colores.

Porque aquí y ahora el fútbol lo manejan desde arriba los titiriteros y los muñequitos se mueven por hilos invisibles (y visibles) que los mayores no queremos ver (o no vemos).

Y el negocio sigue. Y las tribunas se pueblan y los jefes de las barras venden. Y los políticos transan. ¿Y los futbolistas? Callan.

 

Que no somos tan analfa. Entendemos lo que hay. Porque pese a toda la basura que rodea al fútbol, nos sigue encantando ir los domingos al campo. Alentamos  a nuestro equipo. Puteamos. Lloramos descensos, vibramos si ganamos  y gritamos como locos si marcamos gol o conquistamos un campeonato.

 

Sabemos lo que pasa. Pero el fútbol es más fuerte. Nos encanta o enajena. Risa o llanto. Nos une a unos amigos, nos separa de otros tantos. Nos evade de una realidad que asusta. Porque las papas queman en la calle. ¿Opio del pueblo? Seguramente.

 

Pero no somos borregos.

                            Somos idiotas amantes de un juego llamado fútbol.

 

Realizado en Laboratorio AudioVisual Mundo X [laboratorioaudiovisualmundox@gmail.com] para Esteban Becker. 2014