SECCIÓN

DON QUIJOTE

DE LA CANCHA

En honor a Don Alfredo Di Stéfano.

por Esteban Becker

Isco: Cabeza alta y pelota al piso

 

Aterriza en la Casa Blanca un futbolista distinto. Joven, inteligente, talentoso.

Llegó del fútbol barrial de su Benalmádena natal a todo un Valencia con apenas 14 primaveras y fue ascendiendo escalones hasta debutar en el primer equipo.

Cuando en la ciudad del Turia no valoraron suficientemente su talento,  el Málaga del ingeniero Pellegrini, acostumbrado a jugar con jugadores de sus características, le abrió los brazos. Y no se equivocó. La progresión del futbolista fue en ascenso, buenas actuaciones en Liga y Champions League y el salto a la fama.

 

¿De Málaga a Malagón? ¡No! Nada menos que fichaje por el Real Madrid.  La vida te da sorpresas. Hay que estar en el sitio justo en el momento adecuado. Isco es una de las tantas jóvenes promesas del fútbol español. Juega bien al fútbol y entiende el juego. Técnica sutil, fina, depurada.  Es intuitivo, creativo. 

 El nuevo fichaje del Real Madrid, ha sido nombrado recientemente Golden Boy, un premio que se entrega a los futbolistas con mayor futuro en el plano internacional.

 

¡Humille Isco! De marcado sentimiento  ofensivo. Gustoso de la creación del fútbol jugado a ras de hierba.  La pisa, la amasa; acaricia la pelota. Amaga para adentro y sale por afuera. Encarador. Excelente uno contra uno. Dueño de una  increíble imaginación, resuelve con “cola de vaca”, caño, o regate compuesto. Diestro. Cambio de ritmo. Freno. Salida inesperada. Escasa presencia en el área, aunque buen  tiro exterior. Potente y ajustado. 

 

Isco: ¿Mediapunta? ¿Para qué sistema?

Esta joven promesa reúne las condiciones idóneas para desenvolverse por detrás de los delanteros. Organizador del juego ofensivo. Creador. Habilidoso. Visión de juego. Excelente pasador. Conducción superior  buscando desmarques de ruptura hasta encontrar  el último pase.

Ancelotti,  el nuevo Entrenador blanco, deberá saber  encajar a Isco dentro de su orden táctico. El futbolista deberá estar “ojo avizor” para responderle al míster lo que el equipo necesite.

 

La carrera de Isco está a la espera de que el joven futbolista responda en grandes escenarios. Por calidad y deseos no será. Como el algodón, el fútbol no engaña.

El joven lo tiene todo. Tiene fútbol, claro está,  como también  tendrá presiones. Si sale victorioso en esta temporada en el Madrid el abanico se abrirá. La Roja de está pidiendo savia nueva y futbolistas con sabia inteligencia balompédica.

 

Como dijera Don Alfredo,  contigo tenemos un buen abanderado de la pelota bien jugada, “cortita y al pie”.

 

¡ISCO! Tu techo está muy alto. ¡Eres el dueño de tus sueños, de tu futuro!

 

Realizado en Laboratorio AudioVisual Mundo X [laboratorioaudiovisualmundox@gmail.com] para Esteban Becker. 2014